Posteado por: uranuevacultura | febrero 8, 2013

Inundaciones en Navarra. Entrevista a Camino Jaso en Radio Euskadi. 24/01/2013

Fichero audio:

http://audios.ak.cdn.eitb.com/multimedia/audios/2013/01/23/1022893/NAVARRA23012013_1415.mp3

Transcripción de la entrevista:

Camino Jaso, bióloga e integrante del denominado Centro Ibérico de Restauración de Sistemas Fluviales. Miembro también de la Nueva Cultura del Agua.

¿Es conveniente dragar los ríos, acometer esos cauces o esas motas de contención?

Aunque resulte un poco difícil de entender son contraproducentes. De hecho en toda zona baja del Arga y del Ega se hicieron en la década 70 – 80 grandísimos dragados y canalizaciones y el río está como está. Es un concepto difícil de explicar pero el río regula su propia crecida y la forma de regular es moviendo sedimentos, inundándose para que la crecida no tenga daños mayores.

¿Estas motas que existen en algunas localidades a lo largo del cauce del Ebro, son convenientes o sobran también?

Nunca se puede generalizar. Por supuesto que hay medias estructurales como motas, diques y demás que son absolutamente necesarias para proteger bienes como pueden ser una población o un polígono industrial afincado en la zona de inundación, pero para proteger el uso agropecuario que el único uso compatible con una inundación aunque se muy triste y grave para los agricultores en el momento en que se da, las motas son contraproducentes. Cuando ya las desbordan (una mota está planificada para una crecida X, pero si es 2 X de caudal, las desbordan), entonces el río tiene muchos problemas para retornar, como ha pasado muchas veces en Castejón, en Zaragoza, en la zona de Novillas. Así que las medidas estructurales habría que guardarlas solamente para defender bienes mucho más valiosos en el sentido de riesgo y la llanura de inundación tenerla con los usos tradicionales que es la agricultura aquí en Navarra e indemnizar cuando esto ocurra, teniendo un protocolo claro en momentos de inundación.

En cualquier caso es en estas circunstancias tan delicadas como las que en estos días estamos viviendo como consecuencia de ese temporal, el decirles a los agricultores o a ciertos alcaldes que el río es el que gestiona sus propias crecidas. Supongo que ahí hay una contraposición de intereses entre los expertos medioambientales y los agricultores afectados.

No lo creo. Yo creo que los agricultores, muchos de ellos lo entienden muy bien y de hecho en alguno de los medios locales ya ha empezado a cambiar un poquito el discurso. Ellos saben que están en la vega de inundación, porque si no estuvieran no tendrían los cultivos que tienen, llanos, fértiles, con una tierra estupenda… Ellos ya lo saben. Es muy duro…

Yo soy hija y nieta de de agricultores y ver todas tus tierras anegadas, pero muchas veces según en que época del año pase no hay daños, al revés… solamente está el beneficio de la sedimentación y demás. Y por supuesto si se hacen daños tiene que haber una política de indemnización clara, porque la labor que se está haciendo de regulación para que aguas abajo no pase nada. Hoy se quejaban en prensa de este temo ¿Por qué tenemos que ser nosotros los que soportemos para que las ciudades estén protegidas? Es así y tiene que ser así y no es tan grave… insisto, aunque es muy triste ver tus tierras anegadas.

Supongo que en la Ribera de Navarra y en toda la cuenca del Ebro estarán volviendo a temblar de la nevada y del temporal de esta semana.

Esto a venido para quedarse, como el Rock and Roll. Ahora está nevando, están las temperaturas bajas y esto se está reteniendo. El asunto es que el agua se entretenga lo más posible. Por eso yo hago la afirmación desde mi Centro y desde la gente que trabajamos en estos temas de que el río se gestiona el mismo. Lo viene haciéndolo miles de años y el mismo va controlando su capacidad potencialmente destructiva… Pero la capacidad es simplemente por tanta agua que cae en momentos como estos, o como hace una semana que coincidió deshielo con mucha precipitación. Matemáticamente es imposible que el agua vaya por otro lado que no sea la vega de inundación ya que por los cauces habituales no cabe. De otra forma moriríamos ahogados si no hubiese llanura de inundación. Es la que hay que gestionar, que no tenga usos muy incompatibles con esta inundación y cada x años, que tampoco son todos los años, cuando se inunda, con unas labores de indemnización y mantenimiento no sería tan grave. Y esto muchos agricultores ya lo sabían y otros empiezan a entenderlo.

Bueno, pues queda muy clara su posición. Camino Jaso, bióloga y experta en restauración fluvial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: