Posteado por: uranuevacultura | marzo 11, 2013

¿Qué está pasando en el regadío de Miranda de Arga?

nueva_miranda  Hace 16 años, cuando vinimos a vivir a Miranda de Arga, donde yo nací, comenzamos a plantar árboles, 12 cada año, alguno de esos años no pudimos hacerlo, pero ahora tenemos aproximadamente 100. Que nos abastecen de fruta fresca desde Junio, que comemos albaricoques, hasta Febrero, que tenemos en nuestra mesa las últimas peras de invierno. Los albaricoques y los higos secos nos proveen de vitaminas los tres meses restantes, y las compotas y mermeladas hacen nuestras delicias durante todo el año.

 Nuestra huerta, ecológica aunque sin el sello oficial, solo está cultivada una extensión de 1500 m², 1000 para árboles y 500 para huerta. Con este trocito de tierra nos aseguramos las hortalizas de todo el año, ensaladas, verduras, potajes de legumbres, y una gran variedad de platos tradicionales como el cardo, achicorias, borrajas, berzas……

 En Miranda forma parte de la tradición culinaria el almacenaje de productos para el Otoño-Invierno: Aceite, almendras, aceitunas, tomate embotado, pistos, gran variedad de productos congelados (habas, guisantes, calabacín, pimientos….), y nuevas incorporaciones como el chucrut, el maíz dulce, la calabaza. Con todos estos recursos más del 50% de nuestra alimentación, limpia de productos químicos, nos autoabastecemos.

 Puede haber personas que consideren esto poca cosa, pero sólo si se mide en función del dinero. Para nosotros es una gran fuente de salud y prosperidad. Nuestras hijas aprenden con nosotros a trabajar la tierra, a conocerla y respetar sus ciclos, por lo que resulta un gran recurso formativo.

Asistir como observador y como agente activo a los procesos de la naturaleza da una comprensión genuina de la vida que difícilmente se puede cambiar por otra experiencia educativa.

 No quiero detenerme más a alabar la fuente de alimento, salud y vida que la huerta supone para nosotros y para otras 200 familias más de nuestro pueblo, porque las fuerzas del poder, sin ánimo de servir a los ciudadanos y sin sabiduría para valorar todos los aspectos, se abaten sobre nosotros.

 Una gran maquinaria de explotación de las personas y de la tierra, de comisiones ilegales y de cuentas mal hechas que hay que cuadrar, obligándonos a pagar por algo que no necesitamos, que no lo hemos pedido y sin consultarnos, va a hacerse efectiva en unos meses (2 ó 4, tampoco hablan con claridad de las fechas).

 En el regadío de Miranda de Arga, parecido al de los pueblecitos de la ribera del Arga, Larraga, Berbinzana, Falces, Peralta….., nos abastecemos de agua del río para nuestras huertas por el sistema de la inundación. De esta forma tenemos agua abundante para el riego, agua que luego vuelve al lecho del río, con pocos costes económicos y ecológicos.

 En los últimos años la administración no ha subvencionado la modernización ni la reparación de estos sistemas por lo que los agricultores profesionales podrían ver optimizado su trabajo con concentraciones parcelarias y con mayor velocidad del agua, si se realizaran inversiones en el regadío.

 ¡Y aquí llega la bomba!, no la bomba de agua, si no la bomba….de explotación.

 Se nos quiere imponer el canal de Navarra, nos traen agua desde Itoiz, a más de 100 Km. de distancia. Con un coste por navarro de 1.400 euros, con un coste por hectárea de 5.500 euros que ha de pagar el agricultor. Con un coste anual por agua y derechos de riego cuatro veces mayor que el actual, sin contar las reparaciones del propio sistema.

 Todos estos pagos se hacen a una empresa privada por lo que los precios están en sus manos y ya los estamos viendo subir en la zona del canal ya implantada.

Además no puedes arrepentirte una vez que ha entrado el canal, porque una vez dentro perdemos el derecho histórico al agua del río.

 En mi pueblo los afectados somos 299 regantes de los cuales uno es el propio ayuntamiento con el 20 % de las tierras, 16 agricultores con el 35%, que ya trataron de que se aceptara otra propuesta mejor para ellos, pero que en vista de la negativa de la administración aceptan la entrada del canal.

 El maíz está siendo el oro de la agricultura, este maíz alimenta la carne que compramos en los hiper y las promesas de seguir produciendo este tipo de productos, cómodamente, desde el tractor, alienta a los profesionales de este ramo. Esta son las promesas de la administración. Pero la realidad es que no hay suficiente agua en Itoiz para tantas promesas de oro.

 Hay muchos agricultores que después de pagar todos los gastos que supone el canal, se quedan con sus cosechas sin recoger ó sin vender por todos los requisitos que luego exige este mercado. Después de escuchar testimonios de regantes del canal, está claro que hay que estudiar bien estas promesas. No es oro todo lo que reluce.

 Ya que hablo sobre agricultura quiero preguntar: ¿Es necesario producir tanto maíz para alimentar animales para el consumo, habiendo productos vegetales ricos en proteínas y mejores para el organismo?

 El resto de los regantes, muchos de ellos mayores de 60 años, reconocen el abuso de la administración y se ven impotentes ante esta maquinaria que avanza inexorablemente.

 La mayoría de ellos tendrán que vender sus tierras por poco dinero ya que los pagos que hay que hacer valen más que la verdura recogida en varios años. Pero además como agrupan a los pequeños propietarios en unidades de 5 hectáreas, si no estás de acuerdo en el sistema de riego con el resto, pierdes la subvención. El sistema por goteo en el mercado está a 9.000 euros por 1.000 m² de tierra.

 Funes, otro pueblo de la ribera del Arga, ya ha sufrido la entrada del Canal en el regadío, en una fase anterior. Todos los árboles arrasados, las casetas destruidas, la tierra vendida por muy poco dinero. Los ancianos se han quedado sin esa fuente de vida y de salud física y mental que era su pequeña parcela. Las cocinas lloran los alimentos muertos, de transgénicos y agroquímicos.

 Yo, desde aquí estoy sintiendo los grandes tractores, rugiendo de herbicidas, que pasan por las tierras mas allá del río Arga, en mi pueblo, regadas ahora por el agua del Canal y antes de secano.

 Mi perro y los gatos, por estas fechas, desarrollan alergias y se lo pasan estornudando. ¿Quién sabe las repercusiones que todo esto tendrá para nuestra salud, para nuestra cultura, para nuestra historia…?.

 En Japón, el gobierno consulta regularmente a un consejo de ancianos antes de tomar sus decisiones. Aquí abusamos de nuestros mayores, aprovechando que ya no tienen la fuerza para protestar. Algunos piensan que simplemente se les quita un juguetito.

 Ahora tenemos que mirar a las tierras de este lado del río, las de la cuenca, las del regadío, que nos quieren transformar en regadío y valga la redundancia, porque lo es.

 ¿ A quién beneficia abandonar una sistema de riego de más de 500 años?. Con lo que cuesta en este tiempo moderno encontrar algo que dure más de cinco años.

 Las consecuencias ya se hacen notar entre Larraga y Puente la Reina. Tierras que eran muy productivas antes del canal, ahora se ven anegadas por la filtración de tierras más elevadas y hasta la carretera se inunda.

 También quiero comprender a la administración. Han hecho una gran inversión en un pantano y ahora quieren que sea rentable. La inversión ya está hecha. El agua, hoy, es uno de los bienes más importantes. No queramos sacar rendimiento por encima de todo y ya, y luego, el que venga detrás que arree. Seguro que hay otras opciones si se buscan con un poco de calma.

 Todos somos víctimas de esta IMPOSICIÓN, los pequeños y los grandes agricultores, no vale la pena enfrentarse unos con otros, nunca vale, pero ahora menos. Es tiempo de dialogo y de buscar soluciones que permitan y ayuden a vivir a todos.

 Antes de que pasen las máquinas destruyendo acequias, árboles, senderos, casetas y toda la maravillosa diversidad de plantas y animales que cobijan estas tierras, quiero elevar mi voz, para que toque las consciencias.

No sembremos actitudes de desprecio hacia la tierra y las personas, porque lo que se siembra se recoge.

Anuncios

Responses

  1. Me da mucha pena por esto. No soy Navarra pero opino como tú. Algo de sabios es de ancianos y de años de experiencia. Os deseo lo mejor.
    La agricultura ecológica parece ser la más sensata.
    Pedir firmas en change.org
    Yo os apoyo, como yo muchos más.
    Suerte


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: