Posteado por: uranuevacultura | junio 17, 2013

Encuentros del Agua en Zangoza organizados por URA, Nueva Cultura del Agua y Yesa+No.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl sábado día 15, URA, Nueva Cultura del Agua junto con Yesa+No, organizó unos encuentros en la Casa de Cultura Sangüesa-Zangoza. A los mismo acudieron alrededor de cien personas, algunas de ellas vecinos y el resto miembros de diferentes colectivos navarros y foráneos que trabajan por el agua, los ríos, los embalses y en es general por una gestión del agua respetuosa con el medio ambiente y la sostenibilidad.

A las 11:00 hubo una recepción con asistencia de varios medios de comunicación y los asistentes pudimos degustar el “hamaiketako”. De 11:00 a 12:15 se presentaron varios  informes en defensa de los ríos y sobre conflictos del agua en Navarra, con intervenciones de 5-10 minutos y breve debate. Julia Ibarra, que hizo de presentadora y moderadora, inició los Encuentros agradeciendo la presencia de los asistentes y dando entrada a los distintos ponentes.

Iker Aramendia, representante de YESA+NO. Lanak gelditu, hizo un repaso de los deslizamientos de las laderas de la presa y acusó a la CHE de “no haberles informado cuando ya en 2006 lo sabía”. Un año más tarde nos enteramos del problema…” Se oponen al recrecimiento por la falta de seguridad, enorme y creciente coste económico y también por cuestiones ambientales. Destacó que existen otras soluciones al recrecimiento, como construir pequeños embalses en las zonas de riego (en los laterales del Canal de Bardenas). En el debate la bióloga Camino Jaso aseguró que “los ríos muy regulados son muy vulnerables, entre otros aspectos  negativos a la entrada de especies invasoras”. Por otro lado aumenta  la incisión de su cauce por la falta de sedimentos sólidos, con la consecuente bajada del  nivel freático, alteración de los pozos de riego, y otras consecuencias en los servicios ambiéntales que nos prestan.

Juan Iriberri, representantes de Ancín – Murieta y Valdega destacó que está comprobado que las extracciones de los acuíferos del Ega, sobre todo en época de estiaje, hacen que se sequen fuentes y manantíos de la zona. Ese agua se la llevan a Viana, Los Arcos, San Adrián, etc., para nuevos campos de golf, llenado de piscinas (200 existentes en Ayegui e Iratxe), etc.,  y no les queda agua ni para los usos agrícolas que tienen concedidos en Valdega.

Charo Brinquis (miembro de URA) destacó la nula rentabilidad de la construcción del Canal de Navarra, además de las afecciones ambientales. “Solo la construcción de Itoiz-Canal Fase 1 ha costado 1300 millones de euros y la producción bruta del regadío por esas aguas es de unos 40 millones anuales. También explicó que la Ley de Aguas incide en la obligación de la recuperar los costes de las infraestructuras, pero que los agricultores no cuentan con suficiente capacidad de pago para que esto se pueda cumplir, en el caso del Canal ya pagan por su uso el 12% bruto de su producción y no cubre costes. “Si a los agricultores se obligase a pagar las infraestructuras como determina la legislación vigente, no se haría ni un solo embalse en España”.

Patxi Sueskun (agricultor de Larraga) explicó los pasos que están dando los regantes de la zona que se oponen a entrar en los planes del Canal. Si entran, además de los perjuicios económicos, les quitarán las actuales concesiones de agua desde los ríos  Arga y el Ega y podrían desaparecer las Comunidades de Regantes en el sentido que actualmente se entienden. También comentó el desigual trato que da el Gobierno de Navarra a los agricultores y sus comunidades, obligándoles a entrar como regantes, y en cambio a los “grandes” como la empresa Bodegas Iñurrieta y a la finca Virgalijo, que también hicieron alegaciones, les han permitido no entrar en la zona regable, dado que ya tenían anteriormente concesión de aguas casi gratis.

Javier Fabo, representante del grupo ecologista local ALNUS de Marcilla, explicó el trabajo que llevan años realizando en la localidad, con limpiezas de elementos ajenos al río,  plantaciones autóctonas, colocación de cajas nido, medida de calidad de aguas a través de  indicadores biológicos (macroinvertebrados ) etc. Resaltó la importancia de la labor pedagógica que llevan adelante -especialmente con los más jóvenes- a través de cursos, excursiones, control de parámetros etc. El Ayuntamiento les reconoce la labor que hacen y les consultan en temas relacionados con el medio ambiente. En el debate, Juan del Barrio le preguntó por los intentos de  extinción del Castor que ha llevado adelante en la zona el Gobierno de Navarra. Contestó que efectivamente, el Gobierno contrató a la empresa TRAGSA por 22.000 euros para colocar trampas, etc. “Todavía quedan tres de ellas entre Caparroso y Marcilla…”. En ALNUS no están por la eliminación de los Castores, porque creen que son inofensivos y en algunos casos favorecen al propio río. “Lo mejor sería dejarlos y ver como evolucionan…”.

Iñaki Larrañeta, miembro de Greenpeace y de la Plataforma Fracking NO, con el título “Las aguas subterráneas amenazadas por el Fracking”, nos dio una visión del grave problema que representa la extracción de gas por este sistema, para los ríos, acuíferos y en general para el medio ambiente. “Solamente se conoce la composición química de 50 de las 200 sustancias que se inyectan a la tierra, dado que las empresas y los Gobiernos no informan…”

Pedro Sanz, de “Salvemos el Queiles”, explicó la problemática del embalse de El Val, donde al igual que con el Canal de Navarra, el Gobierno de Aragón obliga a los agricultores de la zona de Tarazona a tomar una cantidad de hectómetros de agua superior a sus necesidades, dado que la CHE no puede vender más agua a los municipios porque estos no la necesitan. Analizó la desidia de las instituciones y de la CHE en establecer planes de emergencia en los pueblos a pie de presa y la semejanza entre lo que ocurre en Navarra y Aragón. “Tras varios años de construido el embalse (El Val)  todavía no se conoce el plan de emergencia del embalse, lo mismo que ocurre con el de Itoitz…”

Dani Arana, de Gares, representante de los piragüistas, incidió en la necesidad de concienciación de la sociedad de la importancia que tienen los ríos y sus ecosistemas. Así aseguró que los piragüistas cada vez son más conscientes de que además de deporte, es imprescindible respetar el medio ambiente. También hizo un recorrido crítico por las presas de Sarria, en el Arga, entre Arazuri y Gares.

De 12:15 a 12:30 se tomó un descanso y hasta las 14:30 se desarrollaron las intervenciones de dos expertos.

1. “Yesa, una obra hidráulica sin sentido. ¿Hay alternativas? – Yesa, historia de un despropósito”, por José Manuel Nicolau. Profesor de la Universidad de Huesca. En el dilatado espacio de tiempo que lleva asesorando a las gentes de Artieda y otros pueblos inundados por el embalse, ha constatado que la oposición a la ampliación de la presa de Yesa y los logros conseguidos hasta la fecha (el proyecto inicial actualmente desechado, inundaba varias zonas habitadas como el pueblo de Artieda en Aragón) viene dada por “el sentimiento de pertenencia a un territorio y sentimiento de arraigo e identidad del vecindario…” Destacó la inviabilidad económica del proyecto que ya ronda los 380 millones y puede seguir subiendo.

“Los embalses ya no son de este mundo dijo…. En el imaginario navarro y aragonés, la histórica reivindicación de agua, a toda costa y la idea de que tener agua es la única manera de  optar al progreso es una idea “Neolítica”. Efectivamente, los agricultores han desarrollado una actividad muy digna sobre las que descansan gran parte de nuestra cultura hasta la fecha. Actualmente sin embargo, esta función social está cambiando: para silenciar a los regantes en su oposición al trasvase, la Ley ha permitido a las Comunidades de Regantes convertirse en “aguatenientes”, es decir, tras el riego que necesiten, poder vender y especular con el agua que les sobra; por ejemplo en concesiones hacia el Levante mediterráneo. El profesor Nicolau planteó no hacer el recrecimiento e incluso rebajar la cota de almacenamiento de agua de la presa actual por los peligros que representa. Con cotas menores a la actual y con la construcción de embalses mucho menores y laterales al cauce, podrían mantenerse al menos, los actuales regadíos de Bardenas.

“Como la presa de Yesa es insegura y esto se sabe desde su construcción hace ya más de 50 años, pretenden conseguir la seguridad geológica con las obras actuales, cosa que no tiene viabilidad… Darle seguridad a la presa actual, es, en su opinión el argumento que más peso a ha tenido en la CHE a la hora de iniciar este proyecto”

También denunció el cambio de trazado del Camino de Santiago, al que se opone la UNESCO y que el agua embalsada la quieren para el trasvase del Ebro, que “aunque parece que está parado se sigue con el mismo”

2. Epi Miguélez, coautor del estudio Alternativa sostenible al recrecimiento de Yesa, año 2004, disertó sobre “Yesa, el mito de las infraestructuras…”. Dio una explicación y posibles soluciones al margen del proyecto actual de recrecimiento del embalse. “El Canal de las Bardenas por sus dimensiones no tiene capacidad para evacuar las necesidades de las zonas de riego, ni ahora, ni si se amplia el embalse (tiene un déficit de 38 Hm3). Por tanto, no es un problema de cabecera sino de tránsito. Esta realidad se viene ocultando y el resultado es el despropósito actual. En el estudio que realizaron en 2004 ya planteaban la construcción de pequeños embalses fuera del cauce y cercanos a las áreas regables. Este sistema de balsas de regulación es más seguro y barato que el recrecimiento, y además se consigue tanta o más agua que el incremento que se pretende con el recrecimiento. Construir un nuevo canal es inviable, tanto económico como ambientalmente. Alguna de estas propuestas de embalses las recoge la CHE en sus Planes de Cuenca, pero se sigue adelante con el recrecimiento del embalse, quizá pensando en el Trasvase del Ebro, que aunque en teoría está parado, ya se está haciendo… no como se había proyectado a través de una gran tubería Zaragoza-Murcia, sino conectando canales entre las diferentes regiones. Así se está llevando agua a Barcelona y Castellón. La  necesidad del recrecimiento del embalse por la demanda de agua de boca de Zaragoza esta totalmente injustificada. Ni las previsiones de crecimiento poblacional, que se reducen, ni el actual consumo, minorado por una mayor eficiencia en la gestión y por  las nuevas tecnologías,  hacen que las obras sean necesarias.

Como no hay relevo generacional en la agricultura, las tierra las están comprando, entre otros Araba Saudí. Esto representa un coste importante para Navarra y el Estado, dado que algo pagado por todos está pasando a manos privadas.

En el debate se le preguntó por los cultivos del arroz, costes etc. “El alfalfa y el arroz son los cultivos que más agua consumen. El arroz es altamente rentable por las subvenciones que recibe, tanto se comercialice éste o se queme…” “Los terrenos salinos son adecuados para el cultivo del arroz, pero salinizan y perjudican a otros cultivos vecinos”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: