Posteado por: uranuevacultura | septiembre 26, 2013

Licitación: El desembolso total máximo del Canal de Navarra será de 592 millones de euros

canal_de_navarraEl Gobierno de Navarra también ha acordado un desembolso total máximo de 592 millones durante los próximos 30 años para abonar la construcción y explotación de estas obras.

El Gobierno de Navarra convocará esta semana la licitación de las obras de la zona regable de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra, cuya inversión asciende a 147,5 millones de euros.

Concretamente está previsto que este jueves, 26 de septiembre, la sociedad pública INTIA envíe al Portal de Contrataciones de Navarra y al Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) el anuncio de la licitación y que las obras puedan comenzar durante el primer trimestre de 2014.

Asimismo, en su sesión de hoy el Gobierno de Navarra ha acordado el gasto máximo a abonar por la construcción y explotación de estas obras. El contrato tendrá una duración de 30 años y supondrá un desembolso total en dicho periodo de 592 millones de euros, IVA incluido, cifra que probablemente se rebaje cuando se conozca la oferta del adjudicatario.

La zona regable que se acometerá ahora supone un total de 15.275 nuevas hectáreas en las riberas de los ríos Arga y Ega. Esta ampliación ha sido posible gracias a la integración de esta zona en el convenio de colaboración entre la Comunidad Foral y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para la ejecución del Canal de Navarra, para lo que se firmó su actualización el pasado 28 de agosto por parte de la presidenta Yolanda Barcina Angulo y el ministro Miguel Arias Cañete.

Aigua.es, 26/09/2013.

Las peticiones de ampliar 9.000 ha de riego del Canal serán denegadas

Casi todas las peticiones para aumentar la superficie de la ampliación de la 1ª fase del Canal de Navarra en unas 9.000 han sido rechazadas por el departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, según se desprende del documento de respuesta a las alegaciones de la declaración de impacto ambiental que se aprobó el pasado 19 de agosto y que ya se ha remitido a los solicitantes, aunque no se ha publicado aún oficialmente en el BON.

“Todo el mundo debe ser consciente que el proyecto se ha diseñado tratando de llevar el riego al mayor número de hectáreas posibles con el agua de que se dispone. Han sido un total de 15.275 y que esta superficie en principio, no se puede incrementar. El agua da para lo que da”, explicó el director general de Desarrollo Rural, Juan Pablo Rebolé.

Lo que sí se podrá hacer es llevar el riego a algunas zonas que no están contempladas, dado que algunos titulares han manifestado su renuncia al regadío en las mismas alegaciones. “Pero en conjunto suponen poca tierra, unas 100 hectáreas”, avanzó Rebolé.

La evaluación de impacto ambiental, incluida la respuesta a las alegaciones, fue aprobada ayer por la Comisión de Ordenación del Territorio (COT) y de forma inmediata se remitirá al Gobierno para la aprobación del proyecto en un plazo no superior a 15 días. El tiempo apremia puesto que está previsto que el pistoletazo de salida de las obras sea a finales de diciembre y que la transformación comience para enero de 2014.

La limitación de la fauna

La falta de agua no es el único motivo. Varios de los 15 municipios que entran en la ampliación han solicitado a través del ayuntamiento, particulares y comunidades de regantes, la inclusión de nuevos términos y en muchos de los casos la petición se excluye de plano por tratarse de zonas de protección de las aves esteparias que sobreviven con colonias muy reducidas y están en riesgo de desaparición, por lo que son objeto de protección de la UE a través de un programa Life específico.
En este apartado entra la denegación de inclusión de La Plana en Andosilla, Caluengo en Peralta, unas 250 ha en torno de la N-132 en Oteiza, los términos de Hoyanda-Caseta en Cárcar y varias solicitudes particulares tanto en Lerín como en Andosilla, Berbinzana, Falces y Funes. “Es una limitación que viene desde Europa y que no nos podemos saltar de ninguna manera”, indicó Rebolé. Varios ayuntamientos han pedido que se modifiquen las áreas de protección de las aves esteparias, pero no es una medida que pueda adoptarse a corto plazo.

Otros dos son los principales argumentos que han llevado al departamento a desestimar un buen número de solicitudes, como son la lejanía a las conducciones de riego que se proyectan y la necesidad de subir por presión el agua a cotas más elevadas de las planteadas, lo que hace inviable que estos terrenos se puedan regarse con unos costes aceptables.

Coincidencia de dos regadíos

Hay un cuarto elemento que afecta exclusivamente a la merindad y es la petición de algunas fincas que estaban incluidas en el proyecto de zona regable de Tierra Estella, concentrado al sur de Montejurra, que está paralizado “sine die”, como es el caso del paraje de La Gaza en Lerín o la transformación requerida por Arróniz. En ambos casos se argumenta que, al estar incluida en el otro proyecto, se descarta a priori su inclusión.

Especial mención merece el caso de Arróniz, una localidad que no tiene ni una hectárea de regadío y que solicita ahora su entrada con unas mil hectáreas. “Dada la considerable superficie solicitada no cabe otra posibilidad que la dejar la solicitud a la espera del balance final de las superficies netas ejecutadas en el proyecto por si pudiera aceptarse más adelante”, responde el departamento.

Lo contrario sucede en Sesma, uno de los municipios beneficiados con 889 hectáreas incluidas, parte de las cuales tendrán que salir, no a causa de renuncias sino de una salvedad incluida por el servicio de Conservación de la biodiversidad, que sugiere la exclusión de los humedales salinos del Salobre de Sesma y Lodosa y la balsa del Raso en Sesma para evitar la afección indirecta a su dinámica natural.

Por último, también se abre la puerta a un tipo de “micro regadío”, los llamados “pequeños aprovechamientos agropecuarios” en aquellas zonas próximas a las conducciones de riego en la que un grupo de agricultores quiere riego. En caso de haber agua suficiente, se propone que ellos costeen su enganche a la toma general y creen un sistema propio de suministro de riego por goteo. Esta posibilidad se baraja en los casos de Oteiza y Andosilla.

Diario de Navarra, 26/09/2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: