Posteado por: uranuevacultura | febrero 19, 2014

Los pueblos del Arga insisten en mantener el Regadío Tradicional

regadio_tradicionalEl Gobierno de Navarra sigue apostando por ampliar el Canal de Navarra a pesar de que la viabilidad de esta macroinfraestructura ha sido cuestionada en numerosas ocasiones y por distintos agentes. Los afectados por la ampliación de la 1ª fase, que afecta a las localidades de Larraga, Mendigorría, Berbinzana, Miranda de Arga y Falces, han solicitado en numerosas ocasiones la paralización del proyecto. Este incremento del regadío está siendo cuestionado en las zonas que teóricamente se verían beneficiadas por el canal ante los elevados costes fijos que exige para poder acceder al agua, que son inasumibles para los pequeños agricultores.

La desaparición de los huertos familiares y del regadío tradicional en las vegas del Arga y el Ega es uno de los principales motivos, además del económico, alegados para rechazar esta obra, y reivindican que se invierta en mejorar lo ya existente. La exigencia de unidades de riego de 5 hectáreas como mínimo y la consiguiente concentración parcelaria supondrá la desaparición de un valioso bien cultural como son las pequeñas huertas que surten de fruta y verdura fresca a la gente de los pueblos. Consideran, además, que esta obra les supone una importante pérdida de autonomía: pasan de “ser usuarios de un bien público gratuito como es el agua de nuestro río, a ser clientes forzosos de un agua privatizada servida por empresas intermediarias a un coste elevado”. Y es que, aunque no saben con certeza el precio final que tendrán que pagar por el agua, la usen o no, sí conocen los cálculos del coste inicial y la instalación en parcela: 5.316 euros por hectárea, a lo que habría que añadir también el consumo. Dada la situación del campo en este momento y lo incierto de las subvenciones, consideran el proyecto de “dudosa viabilidad” tal y como está reconocido en el propio texto del PSIS (Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal).

Este es el sentido de la recogida de 800 firmas de entre agricultores y vecinos de las localidades de la Zona Media, que pidieron en la pasada primavera la paralización del proyecto. Desde entonces las reuniones en los pueblos afectados han sido constantes y vuelven a insistir en recordar que el 40% de la superficie afectada por este proyecto corresponde a regadíos ya existentes, con unos sistemas de riego consolidados e históricos, por lo que creen que es “fundamental” que se conozca la opinión de los navarros “antes de realizar una obra que modificará la forma de vida actual y condicionará de manera notable el futuro de estos municipios de las riberas del Arga y del Ega”.

De igual manera, los concejales de Agrupación Arga y del PSN de Miranda, han acudido en los dos últimos meses a sendas sesiones de trabajo de la comisión de Desarrollo Rural del Parlamento de Navarra. Han insistido en mantener el regadío tradicional ante la inminente llegada a la localidad del Canal de Navarra.

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha autorizado al Ayuntamiento de Larraga a celebrar una consulta popular sobre la puesta en riego del terreno comunal.

La Voz de la Merindad, 10/02/2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: