Posteado por: uranuevacultura | enero 19, 2015

La CHE, obligada a exponer otra vez el proyecto de Yesa al excluir su justificación

urbanizacion_lasaitasunaLa CHE se ha visto obligada a volver a poner en exposición pública el proyecto de ampliación del pantano de Yesa tras haber omitido, en el periodo de exposición anterior, la adenda correspondiente a los informes de geología y geotecnia que, precisamente, suponen el fundamento técnico del proyecto.
La exposición pública del anexo al último proyecto de Yesa, que fue anunciada ayer en el BOE de nuevo, obedece a que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) se ha visto obligada a corregir la documentación que había ofrecido para que pudieran formularse alegaciones al proyecto. El fondo de lo que sale de nuevo a la luz pública es lo mismo que lo que salió en diciembre, es decir, la inclusión de las urbanizaciones de Lasaitasuna y Mirador de Yesa dentro del perímetro de seguridad de la obra y la expropiación forzosa de las 103 propiedades. Ahora lo que cambia es la forma, ya que la información proporcionada se ha demostrado claramente insuficiente y podía haber supuesto incluso materia de recurso judicial, lo que podía paralizar un recrecimiento que lleva camino de ser eterno y en el que el PP, sin que nadie le tosa desde el Gobierno de Navarra, parece tener un empeño inagotable. La CHE había sido tan cicatera en la documentación que ofreció para este nuevo proyecto que varios particulares y organizaciones ecologistas y antirecrecimiento que habían formulado alegaciones estaban dispuestas a poner contra la espada y la pared la adenda del último modificado.

Así, una de las alegaciones de Yesa+No, que junto a la asociación Río Aragón, Ecologistas en Acción de Sangüesa y el Ayuntamiento de Artieda de Aragón, refería que la documentación presentada estaba incompleta. Los alegantes afirmaban que la documentación que estuvo durante diciembre a exposición pública no era la adenda citada de Yesa en su totalidad, sino que se trataba solo del anejo 3 de dicha adenda, pero en la misma no aparecían los dos primeros anejos. Por tanto, “procede declarar la invalidez de la información pública o, en su caso, la prórroga del plazo de alegaciones hasta un mes posterior a que toda la documentación esté a disposición pública”. Precisamente este extremo es el que se ha replanteado la CHE ahora, cuando la semana pasada acabó el plazo de alegaciones y ha decidido de repente incorporar más información, someterla durante el plazo de 20 días a exposición y, por tanto, abrir un nuevo periodo de alegaciones para un proyecto que siempre ha estado en serio cuestionamiento y que cada vez tiene más voces en contra.

Asimismo, en las alegaciones al proyecto se hacía constar que no se había recibido la documentación solicitada por las entidades que formulaban reproches a la Confederación. De esta forma, también se recordaba que la CHE podía haber vulnerado el acceso del público a la información medioambiental, regulado en el convenio de Aarhus en 1998, por el que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente. En este sentido, los alegantes habían reclamado precisamente las partes de la adenda que no estaban expuestas a la vista y consulta de todos en el procedimiento, pero no habían tenido respuesta alguna a la solicitud citada, por lo que desconocían partes fundamentales del expediente, lo cual imposibilitaba de facto la capacidad de formular las alegaciones que puedan proceder.

Un último punto de las alegaciones hacía referencia al hecho de que en el anuncio ya publicado sobre la adenda de Yesa se decía que “la ladera en cuestión ha quedado indisolublemente vincualada a la presa y su embalse… y forman parte integrante de algunos elementos fundamentales de la presa y su recrecimiento”. Por ello, los reclamantes aseguran que “la interpretación rigurosa del inexcusable principio de cautela, que el organismo parece querer aplicar, puede hacer que las medidas contempladas en la adenda resulten absolutamente insuficientes y que lo que verdaderamente tuviera sentido fuera la renuncia definitiva al proyecto de recrecer el embalse. La relevancia de los datos necesarios para valorar el alcance real de lo que ahora se plantea exige un proceso de información y participación que en este momento no se está posibilitando, por la comprobada insuficiencia de la documentación expuesta”, subrayaban los alegantes.

Las alegaciones

Quienes habían alegado hasta ahora. El Ayuntamiento de Artieda, Ecologistas en Acción de Sangüesa y asociaciones opositoras al recrecimiento como Yesa+No y Río Aragón habían presentado alegaciones al anexo, precisamente la mayoría de ellas en torno a la falta de información proporcionada por la CHE.

1 Documentación incompleta. Las citadas alegaciones recordaban que la documentación que se encuentra a disposición pública no es la adenda citada en su totalidad, sino que solo se expone el tercer anejo y no el 1 y el 2.

2 No se ha recibido la documentación solicitada. No se ha tenido respuesta de la documentación que se ha pedido para completar la información.

3 Información insuficiente. Los alegantes dicen que los datos públicos son insuficientes para justificar la obra que implican.

20 días más de plazo

El hecho de que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) haya rectificado la información pública de la adenda de Yesa y vaya a someter la misma, con más documentación, a un nuevo periodo de exposición pública fijado en 20 días más de plazo, implicará que durante ese mes se podrán formular nuevas alegaciones al proyecto, en el que las urbanizaciones de Lasaitasuna y Mirador de Yesa quedan incluidas en el perímetro de seguridad del embalse.

En aragón. Levantado el viaducto de la A-21

Ahora se asfaltará. Otra de las consecuencias del recrecimiento de Yesa es el cambio de las infraestructuras del lugar y, entre ellas, merece un capítulo aparte la autovía A-21, que conectará Pamplona con Jaca. Dicha vía tenía un punto crucial en el viaducto que se iba a erigir en la zona inundable de Sigüés, que pesa 160 toneladas, mide 30 metros y alcanza una altura de tres metros. A principios de año, según Heraldo de Aragón, Fomento terminó de montar el esqueleto del viaducto lo que permitirá acometer a continuación las labores de asfaltado. Hay que recordar que las piezas de este viaducto estuvieron más de un año tiradas en el suelo al paralizarse la obra.

Diario de Noticias, 18 de Enero de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: