Posteado por: uranuevacultura | diciembre 7, 2015

El último informe de la CHE de la ladera de Yesa refleja que se mueve en 39 de 63 puntos

presade_yesaA mediados de noviembre la CHE convocó a todos los agentes implicados a la primera junta de seguimiento de obras del recrecimiento de Yesa. Se trataba de una cita inédita, con representantes de instituciones como el Gobierno navarro, el ayuntamiento de Zaragoza y el de Yesa, la Mancomunidad de la comarca de Sangüesa, regantes de Bardenas, del Canal Imperial y de Milagro y Villafranca, así como responsables de la empresa eléctrica Acciona. Poco antes de dicha cita -que no se presumía nada feliz dada la oposición de los actuales Gobiernos foral y del consistorio maño a la obra- la Confederación, que suele medir al milímetro sus comunicados de prensa, publicó en su página web el último informe sobre el comportamiento de la ladera derecha de la presa de Yesa. El último informe que no el último comportamiento.

Puesto que el informe abarca el periodo de noviembre de 2014 a mayo de 2015 y los últimos datos que debe disponer la CHE sobre la ladera son del informe de mayo de 2015 a noviembre de 2015, que habrá que ver cuándo se publica. Quizás no tenga que ver, o sí, pero la publicación del informe se produjo con varios meses de retraso respecto a las fechas en las que se había informado de los anteriores estudios similares y sin que figuraran datos de la época más crítica. Además, la zona lleva en obras tres años sin que la Confederación consiga una estabilización a la que la naturaleza se resiste.

Las conclusiones del informe de la CHE, en el que se exponen los datos de aparatos auscultación topográfica y también inclinométrica, reflejan negro sobre blanco una realidad que no cambia. La ladera derecha de Yesa no está quieta. Sus entrañas se siguen moviendo. Bien es cierto, como trató de publicitar la CHE que el movimiento no se acelera, pero es igual de cierto que de los 63 puntos de control topográfico instalados en la ladera que están operativos después de las obras de estabilización, existen 39 que presentan movimiento en la actualidad. En el anterior informe, fechado entre mayo y noviembre de 2014, los puntos con movimiento solo eran 13. En los últimos datos conocidos se apunta además que el movimientos de esos puntos de control tiene un máximo de 20,4 mm/año, siendo el menor de ellos de 2,5 mm/año. La velocidad media anual de los puntos con movimiento es de 7,4 mm/año que la CHE recuerda que, según la clasificación de movimiento de laderas de Cruden y Varnes 1996, corresponde a un movimiento extremadamente lento y constituye el umbral más bajo de esta clasificación. Para la asociación Yesa + NO , opositora al recrecimiento, los datos “dejan claro que la ladera sigue moviéndose, de forma heterogénea y con superficies de deslizamiento a diferentes profundidades, como si la ladera estuviera podrida, machacada”. A juicio de este colectivo, la CHE “trata de transmitir una normalidad que no se corresponde con el lenguaje que usan en su informe para transmitir la seguridad de las obras: “En el informe dicen que estos movimientos locales no afectarían previsiblemente a las condiciones de seguridad de la globalidad de la ladera…”.

5 INCLINÓMETROS SE MUEVEN

El panorama no cambia si se toma como referencia los aparatos inclinómetros. En estos, de los 21 que se encuentran operativos, existen 16 que no tienen confirmado su movimiento o están por debajo de la precisión necesaria para asegurar su movimiento, y 5 pueden considerarse con movimiento extremadamente lento (entre 4 y 10 mm/año). En la zona del borde superior de la excavación de la ladera, existe un movimiento de 10 y 7 mm/año que, según la CHE, se corresponde con movimientos superficiales de escape de cabecera, en una zona puntual. En la zona que se corresponde con la urbanización El Inglés, el movimiento oscila entre 4-6 mm/año. La CHE concluye en base a estos datos que “la ladera no tiene movimiento significativo y que los puntos que se mueven los hacen con movimiento extremadamente lento (10 mm/año). Sin embargo, ello no hace descartar a la Confederación, al igual que copia y pega en todos sus análisis, que “la situación actual de paralización del movimiento global de la ladera no impida que puedan existir en un futuro movimientos locales puntuales, relacionados con el proceso de vaciado del embalse en la zona de aguas arriba en la presa actual, en la propia ladera como consecuencia de los efectos de la lluvia, o en el pie de aguas abajo como consecuencia del movimiento de tierras necesario para la construcción de la nueva presa”.

Yesa + No detalla que la CHE ya anuncia que como última fase para reforzar la estabilidad de la ladera “se deberán ejecutar las medidas de sostenimiento previstas, y que consisten en muros y anclajes de cables, dos túneles de drenaje y una pantalla continua de impermeabilización”, lo que a juicio del colectivo antirrecrecimiento refleja que “aún quedan muchas actuaciones que llevar a cabo dentro de la, tantas veces prometida y nunca lograda, estabilización de la ladera derecha” .

Diario de Noticias – Domingo, 6 de Diciembre de 2015



La CHE dice que en los últimos meses no se han registrado movimientos “significativos” en la ladera de la presa de Yesa

Afirma que en noviembre se publicarán nuevos datos y hasta entonces “cualquier información carecerá de rigor científico”

Los últimos informes realizados por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) no han detectado movimientos “significativos” en la ladera de la presa de Yesa, según ha informado el propio organismo autónomo.

Los resultados de este último seguimiento, que recoge los datos de los estudios realizados hasta el pasado mes de mayo, son los que se publicaron en el mes de junio en la página web de la CHE.

La Confederación ha señalado en un comunicado que “los informes de seguimiento de los movimientos de la ladera, como en su día anunció públicamente la Confederación, dejaron de realizarse mensualmente cuando la situación se estabilizó gracias a las actuaciones ejecutadas en la zona”. “También entonces se anunció que salvo cambios significativos estos informes, hasta entonces mensuales, se darían a conocer semestralmente”, ha añadido.

En las próximas semanas se publicarán en la página web los resultados de las mediciones realizadas hasta el mes de noviembre, por lo que ha considerado que “hasta entonces cualquier información que se difunda sobre los movimientos de la ladera carecerá de rigor científico”.

En todo caso, según la CHE, “los datos de los elementos de control registrados hasta el momento confirman que no existen movimientos significativos en la presa y en los puntos en los que hay movimiento este es, según las clasificaciones internacionales, extremadamente lento”.

Finalmente, la CHE ha afirmado que “tanto en la recogida como en la interpretación y en la difusión de estos datos” atiende “exclusivamente criterios técnicos”.

Diario de Noticias, 8 de Diciembre de 2015


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: