Posteado por: uranuevacultura | enero 4, 2016

Los castores soltados ilegalmente en 2003 llegan a la cuenca de Pamplona

castorLa huella de los castores, su trabajo silencioso en las orillas de los ríos, los árboles derribados y con las marcas de los dientes en los troncos o las represas con el material que arrastran ya no son solo patrimonio de los ríos de la mitad sur de la Comunidad foral. Desde hace unos días los restos son apreciables, al menos, en Villava. En esta localidad de la comarca de Pamplona han sido vistos en el tramo bajo del río Ultzama, en la desembocadura del Arga.

Así lo han hecho constar vecinos de la zona. La semana pasada recogieron imágenes de los árboles derribados junto al puente de San Andrés. También lo saben en el servicio de Biodiversidad del departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local. Ellos tienen constancia de la presencia en los ríos Ebro, Ega, Aragón, Arakil y ahora Ultzama. Y han apreciado también la expansión relativamente rápida de una especie que fue introducida ilegalmente, hacia 2003, en la comunidad y en las vecinas Aragón y La Rioja, y que ha ido colonizando nuevos espacios río arriba. Los castores se habían extinguido en la Península Ibérica en el siglo V, recuerdan, y en los últimos años se han reintroducido en el norte y centro de Europa. Como máximo al norte de Francia. La cita más al sur de Europa es la del alto valle del Ebro. Allí llegaron de manera ilegal.

La “llegada” de los castores a la comarca de Pamplona fue confirmada a este periódico en el servicio de Biodiversidad esta misma semana, después de que vecinos de Villava alertaran de la presencia de estos roedores semiacuáticos que se alimentan de vegetales y elementos leñosos. Tampoco descartan que algunos individuos hayan llegado aguas arriba. Pero lo que está claro es que han dejado huellas en la desembocadura del río Ultzama en el Arga, en el tramo bajo de este río que acaba en Villava. Anteriormente lo hicieron en el Aragón y el Ebro. La suelta ilegal, se cree que de unos 20 ejemplares, se detectó hacia los años 2005 y 2006. En 2013 se habían recogido ya por parte de las autoridades más de 150 ejemplares, que eran de origen alemán y que se encontraban en la Ribera navarra y en La Rioja. Las extracciones se iniciaron de forma coordinada con el ministerio de Medio Ambiente y los gobiernos de Navarra, Aragón y La Rioja. Entonces se hablaba de una “presencia baja”. Las capturas fueron la respuesta ante la expansión, y ante el desconocimiento de los efectos que podría tener la presencia de este animal. El último dato oficial señala que en Navarra se han recogido a día de hoy unos 80 ejemplares. Los números en torno a esta especie no son precisos. Desde el servicio de Biodiversidad se dan con “reservas”. Estiman que podría haber 130 “grupos familiares”. La cifra de “individuos” sería de unos 500.

Problema latente

El responsable del servicio de Biodiversidad, Enrique Eraso, resume estos datos y califica de “problema latente” la presencia de unos animales que fueron introducidos sin estudios previos sobre su repercusión en el medio ambiente. “No tenemos un listado terrible de daños, pero sí muchos interrogantes sobre la capacidad de interferir en la vida de los ríos”, apunta. Para el técnico el “problemón” viene desde el punto de vista de la “legalidad”. “No hay que permitir actuar así. Es un contraejemplo, justo lo que no hay que hacer, jugar con los animales sin tener en cuenta la repercusión ecológica, social y económica que puede tener es algo irresponsable”, apunta el responsable del servicio en el Gobierno foral.

Eraso explica que la respuesta, conjunta, de Ministerio de Medio Ambiente, Navarra, Aragón y La Rioja ha sido “intentar limitar” la expansión con capturas de ejemplares localizados. En 2013 se informó que los animales son sometidos a “eutanasia” dado que no son aceptados en zoológicos. Desde Gurelur llegaron a reclamar, hace unos meses, al departamento de Medio Ambiente que deje de “exterminar” al castor en Navarra. Abogaron por mantener una especie asentada, pese a su introducción ilegal. Hasta la fecha no hay constancia de que los animales hayan sido matados en el río para evitar los daños.
El servicio de Biodiversidad hace también un seguimiento para conocer los daños que puedan generar. Se sabe que afectan al arbolado próximo al cauce, chopos, frutales y también a algunos cultivos. Y que provocan represas al juntar ciertos materiales. No descartan, el próximo año, contabilizar los daños.

Fuera de la península hace 16 siglos

El castor es un roedor semiacuático que se alimenta de vegetales y productos leñosos. Según afirman en el servicio de Biodiversidad del Gobierno de Navarra, se extinguió de la Península Ibérica en el siglo V. En los últimos años, se ha ido reintroduciendo en el norte y centro de Europa, hasta el norte de Francia. A Navarra llegó a través de una suelta ilegal de unos 20 ejemplares hace doce años. Subió por el río Aragón. También ha llegado al Ebro y a otras comunidades como La Rioja y Aragón. Está catalogado en la lista de animales reintroducidos en Europa. Preparan sus madrigueras cerca de los ríos. En invierno, al haber menos vegetación cerca de los ríos, come las cortezas de los árboles.

En Navarra ha dejado huellas y daños en árboles del cauce, como chopos o frutales. Con sus mordidas va cortando las ramas y troncos hasta que los árboles caen al río. Otras veces arrastran material de la orilla y forman represas.

Diario de Navarra, 02/01/2015


Anuncios

Responses

  1. http://www.westernmorningnews.co.uk/natural-ally-fight-floods-beaver/story-28692607-detail/story.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: