Posteado por: uranuevacultura | abril 11, 2016

A vueltas con la presa de Endarlatsa

Leo su carta “Presos de la presa de Endarlatsa” y no sé si se refiere a ustedes, un poco extraño ¿no?, o a los salmones, éstos sí presos de la presa para mayor comodidad de sus captores. Pero no quería entrar beligerante hacia la carta enviada por usted. Hay más cosas en las que estamos de acuerdo que aquéllas en las que discrepamos, en realidad sólo en una: la presa de Endarlatsa, a mi entender, tiene que desaparecer para devolverle al río su naturalidad y a los salmones un entorno de calidad en el que completar su fantástico ciclo sin humillaciones como la de poder ser atrapados en el pozo debajo de la presa porque no pueden remontarla fácilmente; además, la badina que forma el muro aguas arriba está llena de sedimentos y nutrientes que tienen su función y son necesarios aguas abajo hasta la desembocadura y más allá.

 

Pero vayamos por partes. He leído la reciente desaparición de su amigo y maestro el Sr. Gainza; lo lamento de veras. Mi carta no era un ataque personal hacia nadie, menos hacia este señor al que no conocíay no sabía de su labor. Si pude parecer irrespetuosa pido disculpas sinceramente. Decir que eran pocos pescadores se debe a que imagino que no son muchos pero con ello no pretendo descalificar.

Respecto a los títulos universitarios, no seré yo quien conceda mayor categoría humana a cualquiera por el hecho de haber pasado por la universidad. El título sólo me informa de que esa persona tuvo alguien que le pagó los estudios, y no se le ocurrió nada mejor en qué ocupar sus buenos años de mocedad. Yo misma pertenezco a ese grupo y suscribo lo de “sólo sé que no sé nada”. Tengo que matizar, porque los habrá, que también están los que apasionadamente y con verdadera vocación lucharon por ser lo que querían ser y se lo pelearon currando o buscándose la vida. No es ése nuestro tema.

También se equivoca usted cuando presupone erróneamente que yo trabajo cómodamente en el proyecto Life-Irekibaipara la recuperación del río. No me atrevería a asegurarlo si no fuera cierto, porque ésta es una comunidad pequeña y nos conocemos todos, que llevo en paro y sin cobrar un duro los 3 últimos años.

Si estoy en una plataforma de defensa de los ríos y los ecosistemas acuáticos como URA Nueva Cultura del Agua no es porque nadie me pague, -supongo que sabe de qué va esto de la militancia-,  sino por amor a estos mágicos lugares e impulsada a defenderlos. Tiene razón, no soy del Bidasoa. Usted dice “nuestro río”. Déjeme decirle que los ríos no son de nadie; habría que matizar que tal vez de las eléctricas, pero sólo como un ejemplo de lo mal que los gestiona la administración pública en nombre del interés general y para mejorarse la jubilación algún que otro político afecto a las puerticas giratorias. Soy más biendel Aragón, otro río, diferente, otra vertiente, más machacado que el Bidasoa en cuanto a regulación bestia- pensemos en Yesa y su perverso recrecimiento o en Itoiz y su escasa utilidad-;hace mucho que desaparecieron las anguilas gracias a las presas del Ebro,… pobre río mío, aunque no es mío que es de todos. Pero a los que nos gusta el río nos gustan los ríos, todos los ríos. Y ello supone defender su naturalidad, su libertad de ser los ríos que tienen que ser para proporcionarnos, además, todos los servicios que nos regalan: la belleza, el agua, su frescor, la pesca, los sedimentos en las crecidas, las buenas tierras que dejan a su paso, el paisaje, sus bosques de ribera, los baños de la infancia, la aventura, gozar de la siesta a su arrullo, el placer de verlos pasar limpios, cantarines…

Habla usted de que las poblaciones de salmón en el Bidasoa han aumentado y me pide que me informe sobre ese dato. Supongo que es conocedor de la cantidad de presas que se han eliminado en el Bidasoa en los últimos años y las mejoras en accesibilidad en muchas de las que están en uso. Favorecer el paso a la zona alta del río es vital para el salmón, como usted sabe. Está  además la inversión en repoblación con sueltas de decenas de miles entre pintos y alevines que liberan anualmente para ayudar a la especie por las dificultades que ésta tiene para hacerlo sin esa intervención.La Sra. Barcina y el ex-consejero Esparza, conocidos por su defensa fervorosa de los ríos y el medio ambiente, protagonizaron alguna de esas sueltas. Ojalá no sean necesarias en un futuro: la especie debería ser capaz de reproducirse por sí sola si le dejamos llegar a donde tiene que llegar, evidentemente.

Sí, parece que la cosa va mejor pero no veo que la presa ni los pescadores tengan en ello incidencia benéfica.En fin, Joseba, lamento que no coincidamos en lo fundamental. Créame, si no estuviera convencida de que es lo mejor para el Bidasoa, no defendería la demolición de la presa. Para ese sentimiento, porque es una cuestión intuitiva, no necesito haber pasado por la universidad. Esa intuición en cualquier caso, encuentra respaldo en los dictámenes de otros defensores de los ríos con amplio bagaje científico y años de estudio de los ecosistemas acuáticos, no como yo, que defienden que no hay que dragar, limpiar, encauzar los ríos. No hay que construir presas, y cuando se pueda, desmontarlas con cuidado, el mejor regalo para el río. Y los salmones, me atrevo a suponer, más contentos.

Un cordial saludo.

María Ausejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: