Posteado por: uranuevacultura | marzo 8, 2019

Alegación al Plan Director del ciclo integral del agua de uso urbano de Navarra 2019-2030, en lo referente a las propuestas realizadas para sustitución de uso de pozos aluviales, fuentes y manantiales locales

Fuentes de Yamaguchi  – tat.fotolibre.net

Uno de los objetivos más destacados del plan es la de ofrecer agua bruta de calidad en toda la geografía navarra. El esquema general de esta planificación ha sido la centralización de las fuentes de agua dulce para el suministro urbano, de modo que este plan abunda y profundiza en la línea que desde hace años lleva al abandono de las fuentes y manantiales que proveían de agua a las poblaciones de pequeño y medio tamaño, así como el abandono de los pozos aluviales que en localidades de la ribera y zona media servían también de suministro a poblaciones medias y grandes.

Esto significa que:

Suministros locales, cercanos en distancia física, reconocidos y cuidados durante siglos se abandonan, en el sentido literal; se resta automía local y diversidad de sumnistro que siempre es mejor garantía del mismo.

Se ofrece el suministro desde fuentes lejanas, más caras y fuera de la autonomía y decisiones locales, con lo que se hurta a la sociedad la decisión sobre las mismas, o a menudo se les condiciona con la cobertura económica para unos suministros frente a otros.

Los problemas de calidad se ubican en la parte sur de Navarra (zonas 11,14, 15 y 16) y están originados por la contaminación de ríos y canales (Ebro), y de acuíferos aluviales que históricamente habían suministrado agua de calidad. Para subsanar este problema se propone abastecer a estas zonas de dos fuentes: acuífero de Lokiz en la comarca del Ega y Canal de Navarra en el resto

El Plan no analiza cómo se ha llegado a esta situación ni cuales han sido las responsabilidades de la administración. En el caso del Ebro y sus canales la responsabilidad puede ser  “compartida” con otras comunidades; pero en la mayoría de los pueblos se trata de pozos aluviales que se han contaminado por la actividad agraria local y ya no garantizan la calidad de agua de boca.

Pero la no reparación de la calidad del agua de estos pozos vulnera y rompe principios de la DMA como son la conservación y recuperación del buen estado de las masas de agua y especialmente de las fuentes de agua de boca. Es responsabilidad de esta comunidad el resolver este problema y no dejarlo sin solución y traspasarlo a las siguientes generaciones.

Hay también un importante problema para la educación y justicia ambiental: se promueve la “lógica” de usar y tirar también en un tema tan significativo como es el agua. Se da por bueno la pérdida de  las fuentes propias y se propone con total descaro que se traiga agua de calidad de otros lugares. Un doble rasero, a los habitantes del Pirineo se les exige que cuiden su entorno para “producir” agua de calidad para que la utilicen los pueblos que han contaminado la suya.

En las circunstancias actuales no nos oponemos a que el Plan se proponga suministrar  agua bruta de calidad a todas las comarcas de Navarra, pero el sumistro desde Itoiz o desde otras fuentes (Lokiz) se debe considerar a modo de préstamo de un sistema a otro, para un plazo de 15-20 años,  mientras el Gobierno de la Comunidad Foral emprende la recuperación y decontaminación de las mismas.

Para los pueblos del sur de Navarra queda la asignatura pendiente de mantener el uso y recuperar la calidad de los pozos aluviales que les han abastecido tradicionalmente.

El Plan contempla la utilización de los pozos para usos que requieren menor calidad. Es un tema que afortunadamente se repite en numerosas ocasiones en los retos y en los objetivos, incluso  se llega a plantear un volumen de 4 a 5 hm3. Desgraciadamente en las actuaciones se limita a la posible realización de estudios  por parte de las comarcas para determinar su viabilidad. Se presume que la viabilidad económica será reducida, ya que el actual Plan no contempla ninguna partida presupuestaria para este fin. Por ello se puede afirmar que se trata únicamente  de una declaración de intenciones con muy pocas perspectivas de futuro.

La siguiente alegación pretende que este asunto no se quede en mera declaración de intenciones:

Alegación.

  • Los estudios de viabilidad de mantenimiento del uso de los pozos aluviales para usos que requieran menor calidad (en las comarcas 12, 14, 15 y 16) son asumidos por el actual Plan, por lo que los realizará el Gobierno de Navarra en colaboración con las comarcas. Deberán estar acabados en diciembre de 2021.
  • En las previsiones de inversión por comarcas se incorporarán partidas específicas para la construcción de dobles conducciones necesarias para mantener el uso de los pozos
  • Se incluirán los pozos en el listado de fuentes de abastecimiento sujetas a protección y seguimiento con el objetivo de evitar nuevas contaminaciones y conseguir su buen estado en un plazo de 20 años.

SOLICITA:

 Que se modifique la alternativa propuesta por el Gobierno de Navarra en el Plan Director del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano de Navarra 2019-2030 incorporando las propuestas planteadas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: